Te lo creo, Doctor

Puedo contarte que soy usuario de mariguana con una tarjeta médica para hacerlo. En el estado de Michigan hay varias condiciones médicas en las que se puede recibir la tarjeta legalmente. Entre las está la náusea extrema como el resultado del tratamiento de cáncer. Como mariguanero durante mi juventud y un usuario ocasional en el retiro, quería explorar las posibilidades de conseguir tal tarjeta y evitar para siempre la necesidad de ir de compras en maneras ilegales. Para empezar el proceso, hice una cita con una clínica en Ann Arbor.

Ni el nombre de la clínica ni del doctor es importante en la narración de esta historia, pero debes saber que el doctor me recordaba mucho a un comediante popular durante los años sesenta que se llamaba Professor Irwin Corey. El Profe tenía aspecto de un hombre igual que una combinación de Albert Einstein y Groucho Marx y solía hablar en una manera muy confusa y graciosa, usando muchas palabras de muchas sílabas para hacer tonterías. Sigue este vínculo a un vídeo grabado en 2008 del Profesor para ver lo que quiero decir: 

El día de mi cita una enfermera me pesó y después fui llamado por el doctor. Entré a la sala de examen y no vi ninguna pinta de una oficina médica. La sala contenía solamente un escritorio con dos sillas a los lados opuestos, paredes de un color oscuro, limpias de obras de arte y una luz suave. La cita duró aproximadamente treinta minutos y consistió de varios monólogos largos durante los que el doctor hablaba sobre unos cuantos temas incluyendo las leyes de Michigan, su deseo de ayudar a personas sufriendo de dolor y otros que honestamente no podía entender en absoluto. De vez en cuando paraba su discurso y me decía, -Sabes que soy doctor de verdad.- De verdad, no me importaba. Solo quería obtener la tarjeta.

Sí hablamos de mi condición de vértigo y es verdad que había recibido tratamiento de mi doctor personal en dos ocasiones. Incluso me recetó ella algo para remediar los sentimientos de náusea que pueden acompañar el vértigo. Así, afortunadamente, tuve una historia, no de la náusea extrema, pero, por lo menos, de la náusea. También, en un momento, durante una pausa en la conversación, el doctor se dio cuenta de que había un estetoscopio en la mesa y lo usó para escuchar dos de mis respiraciones profundas.

Al fin de cuentas me dio una receta para la mariguana a cambio de setenta dólares, salí de la clínica y fui cagando leches al dispensario, a una distancia de pocas cuadras de la clínica. La verdad es que cuando entré al dispensario, me sentí como un niño en una dulcería. Había mariguana en todas las formas: la hierba natural, los aceites y las tinturas, pero supe que lo que más me interesaba eran las formas comestibles, específicamente los osos de goma.

Había tenido yo un par de oportunidades para experimentar con los osos y me gustan por varios motivos. Un oso tiene 100 miligramos de thc (las siglas en inglés) el ingrediente activo en la mariguana. Puedo cortar un oso en diez partes iguales para tener dosis de 10 miligramos, una cantidad que encuentro suficiente para intensificar una tarde sin enloquecerme. Así puedo conversar, montar en bicicleta, ir de caminata o simplemente sentarme en el patio y leer sin molestar a nadie. Todo sin la necesidad de fumar. Además con un coste de $12 por oso, son gangas.

No me cabe duda que demasiado uso durante largos tiempos puede crear problemas, especialmente en los jóvenes. Pero, como alguien de la tercera edad y con el uso moderado u ocasional de cantidades mínimas, digo -Gracias, Doctor, por ayudarme con mi problema de salud-.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Haz click aquí para ver todas de las entradas y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s