Me olvidé de recordar para olvidar

Después de la cirugía

                                   (Después de las cirugías cataratas)

Varios eventos personales me han forzado a considerar mi propio envejecimiento y, por primera vez, siento que estoy convirtiéndome en un hombre viejo y decrépito. Ciertamente todavía estoy disfrutando de buena salud, comparada a la de los demás, pero los ladrillos de los cimientos están empezando a desmoronarse con asombrosa rapidez.

No sólo he cumplido 64 hace un par de semanas, sino también recientemente fui sometido a las cirugías cataratas, continúo sintiendo los efectos de mareos por vértigo y tengo una cita la semana que viene con mi audióloga para determinar si ella puede mejorar mi habilidad de oír. Y ¿quién que está en la tercera edad no sufre de problemas similares o peores? La verdad es que la noticia que sí que captó mi atención fue un estudio en Francia que sugiere que hay un enlace entre trabajar hasta una edad más avanzada y la prevención de la enfermedad de Alzheimer. (http://connecticut.cbslocal.com/2013/07/15/study-delaying-retirement-may-help-prevent-dementia/).

Yo tenía solamente 51 años cuando me retiré de mi puesto como maestro de niños, a continuación trabajé durante diez veranos más en un campo de golf y, aunque me estaba mejorando en el juego del golf, yo no diría que eso estimulaba mucho el cerebro. Durante los tres años pasados no he trabajado en nada, pero permanezco muy activo y hago ejercicio al aire libre casi todos los días del año. Espero mucho que además del ejercicio, el estudiar español prevenga que las garras tenaces de esta enfermedad me arrastren lejos de ser capaz de aprender, entender, y disfrutar la vida. No iré suavemente hacia esa noche sombría. Este artículo en el sitio web de NPR tiene más información con respecto a la conexión entre el estudio de un idioma y la prevención de la enfermedad de Alzheimer: http://www.npr.org/blogs/health/2013/01/10/169066535/speaking-more-than-one-language-could-prevent-alzheimers

Vale, debido a que no estoy trabajando, apuesto todas de mis fichas de póquer a que el español va a ser mi salvador. Ciertamente, no fue el motivo principal de empezar el viaje de aprender hace casi seis años, pero sí que es un beneficio inesperado. Me encanta la belleza de aprender otro idioma. Es cierto que paso varias horas cada día persiguiendo la mejora de mi habilidad de entender y hablar español y en el camino estoy descubriendo una cultura fascinante y muy complicada. Si es en las viñetas de Sandra Cisneros o las películas arriesgadas de Alejandro Iñárritu o en las canciones tiernas y torturadas de Agustín Lara, siempre encuentro pedacitos increíbles que caben en el rompecabezas gigante que es la lengua española.

Con respecto al Alzheimer, una vez le pregunté a mi profesor particular, Gregorio, cómo pudiera yo conversar mejor en español. Me contestó, <<Si normalmente te cepillas los dientes con la mano derecha, cepíllatelos con la mano izquierda. Si tienes rutinariamente una ruta para ir a la gasolinera, elige una manera distinta.>> ¿Me captas? Es sencillo, ¿sí? Lo que entiendo de este aviso es que para mejorar la habilidad de entender otro idioma, se necesita pensar diferentemente. Todas nuestras rutinas hacen que las células del cerebro se alineen en patrones específicos. Si se cambia una rutina, se está rasgando las células viejas y proporcionando espacio para un nuevo desarrollo. Es como una exfoliación del cerebro. La gente encuentra muchas maneras para lograr el mismo reto. Algunas personas solucionan los juegos de Sudoku o juegan al ajedrez. Otras hacen trabajo voluntario o viajan a otros países. Lo importante es que se tiene que continuar rasgando las células del cerebro.

En el encabezado de mi blog, hay la cita, “Para hablar un idioma con fluidez hace falta pensar en esa lengua.” Es un reto enorme para nosotros los viejos porque estamos muy acostumbrados a nuestros hábitos. Pero es mi creencia que todos los esfuerzos en la búsqueda de ese reto no sólo mejoran inmensamente la calidad de vida, sino también pueden mantener a distancia la enfermedad de Alzheimer. Para mí, es una situación de ganar ganar.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Haz click aquí para ver todas de las entradas y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s