Dios cuida a los necios, los borrachos y los niños pequeños

Hace un rato, mi hijo me dijo que le gusta leer las entradas de mi blog porque la mayoría cuenta sobre alguna ocasión en la que hice algo muy estúpido. Es la mera verdad. He tenido mucha suerte en mi vida y debe haber un poco de sabiduría en el dicho que dice “Dios cuida a los necios, los borrachos y los niños pequeños”. Actualmente sufro más de la tontería que de la ebriedad o la juventud, pero durante mi larga vida, sí que he sobrevivido a tantos escapes estrechos causados por las tres condiciones como para que sea solamente suerte. Es muy posible que las fuerzas de la naturaleza o Dios o, a lo mejor, mi hada madrina me hayan ayudado. En la primavera del 2004, hice un viaje en bicicleta a través de los Estados Unidos, de San Diego, California a Crescent Beach, Florida y si Dios no me hubiera estado vigilando, nunca habría podido sobrevivir el primer día.

Este viaje no fue mi primero en bicicleta. Había completado varios viajes alrededor de las dos penínsulas de Michigan, otro desde Michigan a Bar Harbor, Maine y uno más desde nuestra casa en Michigan hasta Sterling, Colorado, pero durante mucho tiempo había soñado con hacer una travesía del país de océano a océano y, por fin, al principio de marzo de 2004, iba a hacerlo. No puedo exagerar la cantidad de preparación para disponerme por este viaje. Compré una nueva bicicleta, entrené en un centro de ejercicio durante el invierno e hice una excursión de práctica en el estado de Florida mientras estaba teniendo unos días de vacaciones allá con mi familia. A continuación, una semana antes de que yo volara a San Diego, desmonté mi bicicleta, la empaqué en una caja especial y la envié al motel en el que iba a pasar dos noches. Llegué allá un sábado, el 28 de febrero, recogí la caja en la oficina del Holiday Inn y pasé la tarde reensamblando mi medio de transportación para las semanas que vendrían. El día siguiente, el domingo, monté en bicicleta hacia el océano Pacífico para poner la rueda trasera en el agua y no recuerdo mucho más de ese día salvo que miré el programa de los Academy Awards esa noche y The Lord of The Rings: The Return of the King ganó un montón de premios. También recuerdo que yo tenía mucha emoción y un poco de miedo sobre la aventura anticipada.

2nddip

 (Para leer más sobre las preparaciones y el viaje entero, siga este vínculo:http://www.crazyguyonabike.com/doc/?pics=small&doc_id=384&mtime=20031222193905)

 Esa noche no pude pegar un ojo en toda la noche. Me levanté antes de la salida del sol y me marché mientras aún las calles estuvieran tranquilas. Pero esa condición no duró mucho tiempo. Muy pronto había mucho tránsito de las personas que estaban yendo a sus trabajos. Yo estaba usando un mapa preparado especialmente para los viajes en bicicleta pero cometí un error y me encontré montando en bicicleta en una autopista urbana que tenía vehículos corriendo tras de mí iguales que los toros de Pamplona. Al poco tiempo me monté encima de algún objeto agudo y perforé el neumático trasero. Allá, en la parte entre las dos autopistas, con la confusión rodeándome, tuve que descargar todo mi equipaje, remover y reparar el neumático, reemplazar todo, averiguar dónde me fui fuera del curso y volver a ese punto. Eventualmente llegué de vuelta a mi pista pero había perdido mucho tiempo y ya era la mitad de la mañana.

A la sazón, estaba a punto de empezar a subir las montañas y sentía la necesidad de llenar mi panza y recuperar mis fuerzas. Había una tienda de conveniencia allá y me aproveché de la oportunidad para usar el baño, comprar Gatorade y Fig Newtons y prepararme para el largo ascenso. Descansé un rato y me fui.

Yo no estaba seguro cómo iba a funcionar la bicicleta en las montañas pero me puse muy contento con los resultados. Ciertamente no estaba moviéndome rápidamente, pero había suficientes engranajes y yo tenía confianza en que iba a estar bien. Había pasado dos horas subiendo 12 millas, más o menos, cuando vi otra tienda donde podía comprar más provisiones. Usé el baño otra vez, conseguí más Gatorade y fui hacia el empleado para pagarle. Desafortunadamente, cuando puse la mano en mis pantalones cortos, no había ninguna cartera. Sentí mucho pánico. Fui de prisa a mi bicicleta para buscar mi cartera, pero la búsqueda no tuvo éxito. Esperaba en ese instante que hubiera dejado la cartera en la tienda al pie de la montaña y que sería capaz de encontrarla aún allá. ¿Era posible que yo pudiera haber hecho un peor comienzo?

Mientras estaba rodando sin pedalear cuesta abajo, trataba de mirar al otro lado de la carretera, con la esperanza de que podía descubrir la cartera. Sin fortuna. Llegué a la tienda previa pero nadie había informado el hallazgo de una cartera. Busqué por la basura, pensando que yo la había botado por accidente. Sin suerte. Créeme, acababa de comenzar el viaje de mis sueños y no era posible que pudiera sentirme más deprimido.

No había otro remedio sino llamar a mi esposa y las empresas de las tarjetas de crédito y hacer un informe en la oficina del aguacil que estaba solamente a poca distancia de la tienda de conveniencia. paradiselostEntonces, ¿qué? No tenía ningún dinero, ninguna manera para obtenerlo y ningún plan de nada. Con esta falta de cualquier inteligencia, empecé a montar en bicicleta cuesta arriba. La misma montaña que había subido un rato antes. ¿Por qué no? Estaba montando lentamente, preocupándome sobre lo que iba a hacer, cuando miré a la carretera adelante y vi algo al lado. ¿Era un pedazo de basura igual que cualquier otro al lado de la carretera?, o ¿podría ser mi cartera? ¡El milagro de milagros! Sí que era mi cartera envuelta en el mismo bolso plástico en el que yo la había puesto y todo mi dinero y tarjetas de crédito estaban adentro. paradisefoundCualquier persona que la hubiera visto, no le habría hecho caso porque parecía como cualquier pedazo de basura, pero, para mí, este paquete significó que yo era capaz de continuar el viaje de mis sueños. Ciertamente yo me sentía como un necio, pero uno al que Dios vigilaba.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Haz click aquí para ver todas de las entradas y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s