La Mañana Que Un Coche Se Estrelló Nuestra Casa

Como sabes yo me retiré de mi trabajo como maestro en las escuelas de Ann Arbor hace unos años. Y tengo que decir que aunque me gustó mucho mi profesión, me gusta más la vida de jubilado. No hay campanadas sonando para señalar las horas de empezar las clases o comer o ir a la casa. No hay desacuerdos que arbitrar entre estudiantes. No hay lecciones que preparar o, más importante, papeles que corregir todas las noches. Ahora puedo despertarme a cualquier hora que quiero y pasar los días afuera viviendo la vida del vagabundo.

Pero durante los primeros años en los que yo estaba jubilado, todavía estaba trabajando mi esposa, Carolyn. Aunque yo tenía muchas ganas de viajar a los países lejanos, no podía hacerlo sin causar muchos problemas en la casa. Carolyn solía albergar muchos resentimientos durante esos años y yo trataba de hacer todo de lo que podía hacer para minimizarlos. Yo lavaba la ropa, iba a comprar en las tiendas de comestibles, limpiaba la casa, preparaba la cena y fregaba los platos. En otras palabras me convertí en un buen amo de casa. Una cosa más que yo solía hacer era encender el coche de Carolyn en las mañanas frías para que el coche se calentara.

Una mañana congelada yo estaba a punto de ir al garaje para ejecutar mi responsabilidad de apaciguamiento cuando me di cuenta que nuestro hijo estaba listo para ir a la escuela. Él estaba en su último año de escuela secundaria y solía manejar nuestro viejo coche, un Ford Focus automático. Mientras yo estaba dándole las llaves y pidiéndole que arrancara el coche de Carolyn, yo estaba a punto de recordarle que sacara el coche de la primera marcha. Hice una pausa mientras estaba dándole las llaves pero no dije nada porque no quería ofender su inteligencia.

Unos momentitos después, yo estaba afeitándome en el baño cuando oí el ruido de un gran choque seguido por un fuertísimo grito de <<¡Joder!>> Yo corrí a la sala de estar y miré por la ventana hacia el garaje aproximadamente a 50 metros de la casa. En ese momento vi el coche que estaba viniendo en reversa del garaje. ¡Qué horror! El coche no iba a parar y estaba viniendo más y más rápido hacia la casa. Mientras estaba corriendo a la puerta hubo otro choque, aún más fuerte que el primero. Fui afuera y encontré que el coche se había metido en el porche, la puerta del conductor había sido arrancada del coche, y Kevin estaba de espalda en el suelo con una expresión atónita que decía <<¿Quién soy, y cómo llegué aquí?>>

Increíblemente, Kevin estaba temblando pero no estaba herido ni siquiera un poco. Después se calmó y nos dijo que ocurrió. A causa de que él tenía prisa, trató de encender el coche sin subir en el asiento. No sabía que el coche estaba en marcha y giró la llave sin empujar el embrague. El coche dio un bandazo hacia adelante y se estrelló contra la pared posterior del garaje. Kevin gritó <<¡Joder!>> Él estaba pensando que no sería una buena idea para dejarlo así, por lo que trató de moverlo hacia atrás. Kevin tiene más de 2 metros de altura con pies de talla 12. A causa de que mi esposa no es tan grande, el asiento estaba en una ubicación cerca del volante. Desafortunadamente, Kevin ni empujó el asiento hacia atrás, ni se quitó la mochila y estaba hacinado en el compartimento que era mucho más pequeño que él. Él empujó el embrague, puso el coche en reversa y empezó a moverlo hacia atrás. Pero, otra vez desafortunadamente, cuando trató de frenar, apretó más fuerte el acelerador hasta que por fin el coche se estrelló en la casa.

Lo bueno era que Kevin estaba bien. Lo malo era que no solo teníamos que reparar el garaje y construir un nuevo porche sino también teníamos que arreglar las partes anterior y posterior del coche y reemplazar la puerta. Afortunadamente el seguro pagó la mayor parte del daño pero aún así fue una lección muy cara para nuestro hijo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Haz click aquí para ver todas de las entradas y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a La Mañana Que Un Coche Se Estrelló Nuestra Casa

  1. Marge dijo:

    Es muy bien escrito. Me allegro de que todo se arregla y que tu hijo estaba sano y salvo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s